Descripción

Monumento Patrimonio de la Humanidad y museo histórico, dedicado a la investigación y comunicación del período colonial desarrollado en los inicios del Siglo XVI, más específicamente desde 1509 hasta entrada la mitad del Siglo, y todos los acontecimientos anteriores y posteriores relacionados con la Familia Colón de Toledo y Don Diego Colón, sus actividades en la isla y sus relaciones con España y las nuevas tierras americanas.

 

Historia

El Alcázar de Colón o Palacio Virreinal de Don Diego Colón es un palacio situado en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, República Dominicana, que fue construido sobre un solar cercano a los farallones que miran hacia el río Ozama, concedido a Diego Colón, hijo primogénito del descubridor de América, Cristóbal Colón, por el rey Fernando el Católico, para que edificara una morada para él y sus descendientes en la isla La Española, a la cual llegó en 1509 en calidad de gobernador y en donde actualmente funciona el Museo Alcázar de Colón. Al este terreno encontrarse en un farallón podía observarse la ciudad de Santo Domingo en toda su plenitud y desde ahí cruzar a las Casas Reales en donde el Virrey Diego Colón realizaba audiencias, encabezaba juicios y se tomaban las decisiones económicas no tan solo de la Isla Hispañola sino de todo el continente americano. Esta situación varía cuando España conquista México y Perú. México se denomina la Nueva España y es desde ahí que se concentra el poderío de la corona española, abandonado La Española, la cual se sumerge en un periodo denominado la España Boba que es un momento histórico de abandono y pobreza de la colonia.

 

El Alcázar de Colón fue construido entre 1511 y 1514, siguiendo las influencias del existente en Mancera de Abajo, en Salamanca, España, del que aún se conservan ruinas. Se desconoce el nombre del arquitecto que llevó a cabo la edificación de este palacio fortificado. De estilo gótico mudéjar mayormente, el Alcázar tiene también algunas características renacentistas, notorias en sus arcadas, así como del estilo isabelino observables en las borlas que lo adornan. El edificio se construyó utilizando mampostería de rocas coralinas. Originalmente la residencia tenía 55 habitaciones, de las cuales se conservan sólo 22.

 

Fue el primer palacio fortificado construido en la época colonial española. Por él pasaron grandes conquistadores españoles como Hernán Cortés, Pedro de Alvarado, Francisco Pizarro entre otros. El palacio funcionaba como una aldea medieval en donde la fachada principal se mostraba frente al rio Ozama que desemboca en el mar caribe y la fachada posterior estaba rodeada de un foso con puente levadizo y era circundado por una aldea de artesanos que fabricaban velas, telas y productos como la carnicería que proveían al palacio de todo lo necesario. Se desarrollaba una vida cortesana ya que María de Toledo y Diego Colón llegaron acompañados de 30 damas de la corte. El transcurrir medieval de la vida del palacio y su aldea solo se manifiesta en la ciudad de Santo Domingo ya que en América Continental se construye con el estilo Barroco del siglo XVII.

 

Es la única residencia conocida de algún miembro de la familia Colón, además de la casa natal de Cristóbal que se encuentra aún en Génova. En el palacio nacieron Juana, Isabel, Luis y Cristóbal Colón de Toledo, hijos de don Diego Colón y su esposa doña María Álvarez de Toledo. Diego Colón murió en España en 1526 pero María Álvarez de Toledo, su viuda, permaneció en él hasta su fallecimiento en 1549. Tres generaciones de la familia Colón de Toledo lo habitaron, posiblemente hasta el año de 1577.

 

La propiedad del palacio fue objeto de litigio por cerca de dos siglos a partir de ese año. Posiblemente en 1586 el pirata inglés Francis Drake, durante su invasión y a la isla de La Española destruyó o se llevó objetos de valor de la antigua casa de Diego Colón.

 

Eventualmente fue abandonado y el paso del tiempo empezó a hacer estragos en la estructura del palacio. Para 1776 el edificio estaba en ruinas y se pensó reconstruirlo para convertirlo en cárcel pública, proyecto que no se llevó a cabo. En 1779 empezaron a hundirse sus techos. Hay evidencias de que para 1783 las ruinas de la casa de Diego Colón servían para encerrar animales. En 1870, para proteger sus ruinas, fue declarado Monumento Nacional.

 

La remodelación que muestra hoy día fue realizada entre 1955 y 1957 por encargo del gobierno dominicano y fue llevada a cabo por el arquitecto español Javier Barroso.

 

El Museo Alcázar de Colón fue creado con motivo de la restauración del edificio Alcázar de Colón, Monumento Nacional e inaugurado el 12 de octubre del 1957. La Colección del Museo fue comprada en España por el Arquitecto Javier Barroso, encargado del proyecto y está conformada por un mobiliario y piezas de arte que representan el ambiente que pudo haber tenido la residencia virreinal de la familia Colón de Toledo. La colección está conformada por 900 bienes aproximadamente, de los siglos XIII al XX. La exposición ocupa todos los espacios del edificio.

 

Misión

La misión del Museo Alcázar de Colón es la de investigar, educar, preservar y comunicar a los visitantes todos los aspectos relacionados con el período virreinal de la historia nacional y de manera especial, el Alcázar de Colón y la colección que contiene.

 

Visión

La visión del Museo Alcázar de colón es la de poder llevar a cabo su Misión, su Mandato y sus Metas a través de una institución cimentada en un organigrama que contenga todas las funciones necesarias para desarrollar las actividades y poder llegar a hacerlo de manera auto sustentable.

Abierto
Horario para hoy: 10:00 am - 6:00 pm
  • Lunes

    Cerrado

  • Martes

    10:00 am - 6:00 pm

  • Miércoles

    10:00 am - 6:00 pm

  • Jueves

    10:00 am - 6:00 pm

  • Viernes

    10:00 am - 6:00 pm

  • Sábado

    10:00 am - 6:00 pm

  • Domingo

    10:00 am - 6:00 pm

  • julio 1, 2022 10:28 am hora local

Costo de Entrada

Adultos RD $100
Niños RD $20
Alumnos de escuelas públicas RD $10
Alumnos de colegios o universidades RD $20

Reglamento

Mientras se visita el museo, el visitante deberá contribuir a proteger nuestro patrimonio común.

 

Las obras de arte son objetos únicos y valiosos que deben conservarse, para generaciones futuras.

 

Por ese motivo, para que todos nuestros visitantes puedan disfrutar al máximo en el museo, y para ayudar a los vigilantes de sala a cumplir con su trabajo, la colaboración del visitante es necesaria.

 

El visitante debe respetar las siguientes normas:

  • No tocar. Las obras de arte son frágiles y pueden dañarse fácilmente, no deben ser tocadas. No abrazar ni tocar para evitar cualquier daño a la pieza.

 

  • No usar flash. No usar flash es una de las restricciones más importantes en los museos, el calor que emite el flash de las cámaras y celulares podría dañar las piezas, sobre todo las pinturas y los dibujos.

 

  • No mascotas. Los perros-guía pueden acompañar a las personas con problemas de visión; ningún otro animal tiene permitida la entrada al museo.

 

  • No Alimentos. No introducir bebida ni comida a las salas.

 

  • Guardarropa. Para la comodidad del visitante, el Museo dispone de un servicio de guardarropa donde dejar paraguas, mochilas y paquetes. Por seguridad, tampoco está permitida la entrada con paraguas, bultos o bolsas al museo.

 

  • Estacionamiento. Los autobuses y vehículos de visitantes al museo pueden estacionarse en la Avenida del Puerto e ingresar a la Plaza España por las escalinatas.

 

  • Comportamiento de los niños.
    • Los padres deben procurar que los niños estén cerca de ellos y cuidar su comportamiento.
    • Los maestros deben cuidar y vigilar a sus estudiantes por su seguridad y por la seguridad del museo. Un comportamiento ordenado, sin correr y sin hablar en voz alta es el esperado.
    • El público escolar debe estar acompañado de un adulto por cada diez niños.

 

  • Silencio. Si el visitante va con amigos o con su familia, tratará de no alzar mucho la voz. El hablar a volumen bajo y mantener en silencio los celulares, es una de las reglas básicas de cualquier museo.

El no cumplimiento a cualquier lineamiento antes mencionado, el museo se reserva el derecho de invitar a salir al visitante.

Catálogo de Servicios

  •  Investigación sobre el período virreinal en todos sus aspectos: Históricos, sociales, políticos y económicos.
  • Conservación del Alcázar de Colón.
  • Conservación de la colección.
  • Exposición y comunicación de la Colección.
  • Servicios al público.

Fuente Bibliográfica

• Monumentos de la Española. Irwing Walter Palm
• Estampas Coloniales I y II. María Ugarte
• Breves apuntes acerca del Alcázar de Colón. Juan
Nepomuceno Peña Martínez
• Libro barroncito
• La casa de piedra de Ponce de León en Higuey. Emile
de Boyrie Moya.
• Catálogo de la colección del Museo Alcázar de Colón.
Centro de Inventario.

Contacto

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • chat
    Agregar una reseña
    keyboard_arrow_up