Descripción

Este museo cuenta con un valioso mobiliario que muestra la forma en que vivía una familia acomodada del siglo XIX.

 

Está instalado en la conocida Casa de Tostado en la calle Arzobispo Meriño esq. calle Padre Billini de la Ciudad Colonial. Este edificio fue construido en piedra en el siglo XVI por el escribano Francisco de Tostado, quien arribó a la española en 1502 junto a Fray Nicolás de Ovando, recién nombrado Gobernador de la Isla.

 

HISTORIA

La Casa del Tostado al igual que las primeras construcciones coloniales primeramente entra dentro del estilo gótico, aunque para el siglo XVI se encuentran detalles de transición hacia un estilo donde se mezclan el Gótico y el En la arquitectura de las casas coloniales predominaban los muros de piedra o ladrillo, las actividades diarias se realizaban entorno al llamado patio español o patio central, decorado con fuentes, vegetación y azulejos que confirman que también hubo influencia musulmana, se pueden apreciar colores en los patios centrales integrando el orden toscano de tradición romana a la estética mudéjar.

 

Renacimiento, en el que la decoración es más importante que lo estructural, influido por artistas flamencos y germánicos, llamada Plateresca. Esta casa que perteneciera a Francisco Tostado de la peña de donde toma su nombre, quien llega en el sequito del Gobernador Nicolás de Ovando en 1502, fue escribano de la Real Audiencia, construyo esta mansión en el 1520, y vivió con su familia por un gran periodo de tiempo.

 

Fue propietario de un ingenio de caña de azúcar a orillas del río Nigua. El 4 de mayo de 1513 se asocia comercialmente a Diego Caballero, Hernando Caballero, Gonzalo de Velosa, Gonzalo de Guzmán y Cristóbal de Santa Clara para arrebatar a Juan Fernández de las Varas el almojarifazgo de la Isla Española.

 

Fue el escribano que instrumentó el acta cuando el juez de residencia Pedro Ibáñez de Ibarra recogió las varas de los jueces e inició la residencia de los oficiales designados por el virrey Diego Colón, firmaba sus actas sólo como Francisco Tostado.

 

Fue de los primeros en construir casa de piedra en la ciudad de Santo Domingo, la cual tiene una ventana en estilo Gótico Tardío que es única en América. En esta casa se hospedó el oidor Lucas Vásquez de Ayllón en su segunda llegada a la isla (Archivo General de Indias [AGI], J. 43-II-335).

 

Se casó con Catalina Velázquez de Ladrada con quien procreó seis hembras y dos varones; uno de los varones, Cristóbal de Tostado, que nació en Santo Domingo hacia 1514, teniendo en 1528, catorce años, heredó el título de escribano de su padre.

 

A principios del siglo pasado fue habitada por su propietario Don Damián Báez, hermano del ex - Presidente Buenaventura Báez. Y entre sus más recientes propietarios se encuentran las familias Báez, Báez Lavastida y Herrera Báez. Sirvió un tiempo de Palacio Arzobispal Y fue sede de la Logia Cuna de América. En la actualidad el inmueble pertenece al Estado y alberga el Museo de la Familia Dominicana del Siglo XIX.

 

La antigua mansión, que fue tal vez, “la más hermosa residencia de cuantos hubieron de levantar,” fue habitada por varias familias e igual fungió como Respaldo logia verita No. 8165, el 12 de marzo del 1910.

 

Tras concluirse los trabajos de restauración, el 15 de agosto del año 1973, quedó abierto al público, como “Museo de la Familia Dominicana- Siglo XIX”, creado como manera de resaltar cómo vivía una familia acomodada en la época del siglo XIX; reúne mobiliarios, bronces, platas, porcelanas, pinturas, dibujos, libros, fotografías, lámparas y objetos de uso personal, donadas por diferentes familias de todo el territorio nacional.

 

Ubicado en la calle Padre Billini esquina Arzobispo Meriño, acoge muebles auténticos de estilo puro, y los utensilios que demandaba la vida en ese período: pozuelos con pieza en su parte superior que permitían ingerir la bebida sin afectar los profusos bigotes de la época; escupideras en porcelana donde los señores reunidos en la biblioteca escupían al fumar sus tabacos y pipas; el fonógrafo que aún toca los viejos discos de pastas.

 

Intervenciones

Don Damián Báez, a su regreso del exilio en la isla de Curazao, la remodela colocándole un elevado techo de zinc a dos, aguas de clara influencia holandesa.

 

Reintegración

En la restauración realizada por la Oficina Nacional de patrimonio Cultural en el año 1977, se elimina el techo de zinc a dos aguas colocado por don Damián Báez a principios del siglo pasado, por un techo tipo romano propio del siglo XVI, pero con vigas de hormigón prefabricado revestidas de madera.

 

En esa intervención le fue añadido el mirador al considerar la veracidad de los datos documentales sobre la existencia de uno en el ángulo noroeste del edificio. En un documento citado por Fray Cipriano de Utrera y recogido en parte por Erwin Walter Palm, se afirma que en “el siglo XVII tuvo la casa en la azotea un mirador cuadrado sobre arcos y pilares cubiertos de tejas dobladas” y, además, se basaron en evidencias encontradas en la propia estructura tales como una anchura mayor de los muros en ese sector. El diseño adoptado por la OPC para el mirador o torreón es de techo a cuatro aguas de bastante inclinación y cubierto con tejas curvas. En cada muro se abren dos arcos rebajados.

 

Cabe destacar que el terreno que hoy ocupa el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) formaba parte de la propiedad original de la Familia Tostado. Allí se encontraba la huerta y un pozo medianero de 37 pies de profundidad. ambos eran de uso semipúblico. Hoy se conserva el pozo cuyo brocal abre a ambas edificaciones. Hasta hace un tiempo en dicho pozo eran vertidas las aguas servidas provenientes de la cocina del CODIA.

 

Hoy día existe un muro común entre ambas edificaciones. Mismo por el que baja una tubería de drenaje de techo que posiblemente ya deteriorada está aportando agua al muro que se observa degradado, en ambas instituciones. Tanto hacia la Habitación de la Señorita, como hacia una de las oficinas del CODIA.

 

Para su construcción se utilizaron los mejores materiales: la cantería de Santa Bárbara y la mejor mampostería que se pueda encontrar en toda la Ciudad Colonial.

 

Posee, como rasgo distintivo, una hermosa ventana germinada, de elaborada tracería del más puro estilo Gótico-Isabelino, único que se conserva en toda América. (Informe de la Arquitecta Ingrid González).

 

MISIÓN

Facilitar y reguardar a través de las exposiciones museográficas, la historia de los usos y costumbres de las familias dominicanas en el siglo XIX.

 

VISIÓN

Ser una institución de referencia, donde se puede investigar, comunicar y exhibir los materiales del patrimonio nacional que el resguarda, y que a su vez encaje con su doble origen como museo histórico y de artes decorativas; trabajar a la vez en el desarrollo de actividades dirigidas a complementar su naturaleza, con un enfoque encaminado a resaltar los valores sociales y culturales de la familia dominicana.

 

OBJETIVO

Exhibir muebles, adornos y objetos que pertenecieron a distintas generaciones el siglo XIX y XX, creando un espacio para mostrarlos al público en general, como manera de transportarlo a la forma de vida de la época pasada, manteniendo vivo los valores culturales de nuestro país.

Cerrado
Horario para hoy: 10:00 am - 6:00 pm
  • Lunes

    Cerrado

  • Martes

    10:00 am - 6:00 pm

  • Miércoles

    10:00 am - 6:00 pm

  • Jueves

    10:00 am - 6:00 pm

  • Viernes

    10:00 am - 6:00 pm

  • Sábado

    10:00 am - 6:00 pm

  • Domingo

    10:00 am - 6:00 pm

  • noviembre 27, 2022 8:41 pm hora local

Costo de Entrada

Adultos RD $100
Niños RD $20
Alumnos de escuelas públicas RD $20
Alumnos de colegios o universidades RD $20

Reglamento

No está permitido:

  • Tocar los objetos expuestos. Se exceptúan las exposiciones interactivas.
  • Fumar dentro del Museo.
  • Tomar fotografías con flash.
  • Filmar escenas u objetos.
  • Portar armas de fuego. Esta medida incluye a policías y militares que no estén en servicio.
  • Entrar con paraguas, bolsos o paquetes.
  • Entrar con alimentos y bebidas.
  • Entrar con aparatos musicales o radios, con o sin audífonos.
  • Entrar con animales.
  • La entrada a personas cuyos modales o conductas causen molestias al público o riesgos para las colecciones.
  • Causar ruidos que impidan la contemplación y disfrute de las colecciones a los visitantes.
  • La entrada a personas en estado de embriaguez, enajenación mental o bajo efecto de estupefacientes.
  • La comercialización de productos o mercancías de cualquier naturaleza dentro de los museos o en su perímetro inmediato.

Catálogo de Servicios

  • Conversatorios y tertulias con la comunidad.
  • Actividades y proyectos que promuevan los usos y costumbres de la familia dominicana y resalten sus valores culturales e históricos.
  • Talleres culturales para niños y jóvenes.
  • Visitas guiadas a estudiantes e investigadores nacionales e internacionales.
  • Rallys históricos.

Fuente Bibliográfica

• Balaguer, Joaquín. Guía emocional de la Ciudad Romántica. Barcelona, 1974.
• Batlle, José (arquitecto). Casas Históricas de la Ciudad Primada de América. Fundacion Vicini, 2017.
• Cabrera, Carlos Enrique, Santo Domingo: Ciudad colonial , Santo Domingo : Tando, 2010
• Cassa, Roberto. Historia Económica y Social de la República Dominicana, Tomo I. 2001.
• Gautier, Manuel Salvador. El encanto de la arquitectura, papeles sobre la Restauración de monumentos y otros temas, colección del Banco Central de la República Dominicana, Vol. 164. 2011.
• González, Ingrid. Informe sobre la Casa del Tostado. 2007
• Hoyt, Rogers, Patios: Ciudad Colonial de Santo Domingo— Santo Domingo: Fundación Ámbar, 2014.
• Inoa, Orlando. Historia Dominicana. Editora Letra Grafica, 2012.
• Editora Santillana, Atlas Histórico de la República Dominicana y del Mundo. 2009
• Moya Pons, Frank. La independencia de Haití y Santo Domingo. Barcelona, Critica, 2001.
• Patronato de la Ciudad Colonial (República Dominicana). Estudio de la ciudad colonial de Santo Domingo : resumen ejecutivo /. Santo Domingo: Amigo del Hogar, 2000
• Sánchez, Kim. Guía de anécdotas, cuentos y leyendas de la Ciudad Colonial de Santo Domingo
• Ugarte, María. Estampas coloniales. Banco de Reservas, 1995.

Contacto

mood_bad
  • Aún no hay comentarios.
  • chat
    Agregar una reseña
    keyboard_arrow_up